viernes, 3 de agosto de 2012

Recordando historias

Estaban todos reunidos alrededor del fogòn del atardecer. Su corta edad se traducia en miedo y aventura
 Al sonido de la lectura acostumbrada del libro  preferido, escucharon los pasos del desconocido que se acercaba. Se les entrecruzaron los pensamientos, y no apareciò en el recuerdo el consejo de los padres. Ave Marìa Purìsima resonò en lo profundo de la noche, y el eco de mil pàjaros no devolvìo sìlaba alguna. Otra vez. Ave Marìa Purìsima y esta vez el sonido sordo de un escopetazo acompañò el silencio
Invadidos por el miedo y la angustia se internaron en un sueño intranquiloy entrecortado..
Y pasò la noche, y pasaron los dìas...
Y oyeron en el pueblo al turco Andrès contar la historia de su osadìa al visitar a unos vecinos que no resultaron ser tan amistosos ni hospitalarioscomo se creìa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada